martes, 22 de diciembre de 2009

Llegó un nuevo Adviento por tanto os deseo:

*
**
****
******
*Quisiera,*
*
en estas fechas tan*
*entrañables,*
*acercarme a todos vosotros,*
*amigos míos, con los*
*mejores deseos de Paz, Amor, Felicidad, Sinceridad,*
*Paciencia, Salud…*
*También querría colgar en este árbol bolitas de esperanza*
*y buenos deseos Destinadas a todos*
*porque sois mis amigos en la palabra,*
*porque me queréis y os quiero querer.*
*Por ello deseo de todo corazón que juntos luchemos,*
*hombro con*
*hombro, contra la pobreza, el hambre, la miseria, la guerra,*
*contra el maltrato,*
*contra la discriminación,*
*contra la esclavitud, contra la agresión a niños, contra el odio…*
*y nos unamos*
*en pro de la Vida, de la Caridad, de la Hermandad y*
*el Entendimiento*
*de los Pueblos, las Razas y las Naciones, que no sean solo*
*palabras vacías*
*que se dicen por estas fechas,*
*sino que salgan del corazón y aniden en los corazones amigos.*
*Desearía que seamos responsables de nuestros actos para*
*con nuestros*
*semejantes y para con nosotros mismos,*
*tolerantes, amables,*
Familiares
Sencillos, amigables,
Amorosos, que estemos
Siempre prestos a
Acudir en ayuda de
Quienes nos necesitan.
FELICES PASCUAS Y FELIZ AÑO NUEVO 2010

sábado, 12 de diciembre de 2009

Un poema con nombre propio

A Aminetou Haidar
Juana Castillo Escobar ®

I


No es prosa
No es verso
Es un grito solidario
Movido por el sentimiento
Al contemplar el abandono y desamparo
Al que se ven sometidos y condenados
Los más pobres de entre los pobres pueblos
Que habitan este rico universo.


II
Gandhi femenina


Gandhi femenina del siglo veintiuno,
Aminetou,
luchas pacíficamente por lo que crees justo
sin derramamiento de sangre, sin enfrentamiento de hermanos,
sólo tú, inmolándote en la pira,
te dejas llevar por lo que crees:
la libertad de tu tierra y de tus gentes.
Renuncias a tu sustento,
juegas con tu muerte.

Juegas con tu muerte
para que ella te ayude
en esa lucha incruenta
que dura más de tres décadas
y que sólo busca
que un pueblo, el tuyo, el saharaui,
sea libre, reconocido, uno más entre los demás pueblos
de la Tierra.

Luchas para que sobre sus dunas brille la luna,
para que brille libre con sus luminosas estrellas
sobre un Sahara no sojuzgado,
un Sahara para todos
los que quieran vivir sin cadenas.

Buscas con tu sacrificio,
hermosa Aminetou,
poder caminar erguida,
la mirada siempre al frente, mirar sin reservas y a los ojos,
al resto del mundo como una igual.
Devolver tu mirada limpia a ese mundo que te observa con dolor
al ver cómo decaen tus fuerzas.

¡Ánimo, Aminetou, te apoyamos!
Que nuestros buenos deseos sirvan para animarte.
Que las energías positivas contribuyan a mantenerte con vida.
Que la fuerza de la palabra de los justos
llegue hasta los oídos de quienes pueden solucionar este problema.
Que el grito de los mansos
resquebraje la puerta blindada de los poderes, de la política mal entendida,
de la política que no soluciona nada.
Que tu mirada dulce pueda posarse de nuevo
sobre tus hijos amados,
sobre las dunas de tu tierra
por la que tan dignamente peleas.

¡Abanderada de la Paz,
tu lucha es la de todo aquel
enamorado de la libertad!

¡Gandhi femenina!
¡Cristo hecho mujer!
También tú predicas con mansedumbre,
buscas la libertad de todo un pueblo,
tu pueblo: ¡el Sahara en libertad!
¡No estás sola en tu lucha, admirada Aminetou Haidar,
muchos somos los que te apoyamos con fuerza
los que queremos tu vida,
tu libertad!

® Juana Castillo Escobar
Jueves, 10-XII-09 – 11,21 a.m.

Publicado en "Poetas del Mundo" el 15-XII-09. Enlace: http://www.poetasdelmundo.com/verNot.asp?IDNews=2089

Publicado en You Tube - Juana Castillo: A Aminetou Haidar – Gandhi femenina. 16-XII-09.
http://www.youtube.com/watch?v=bpCI44imyBE

Fotos presentación de la antología "Recuentos Urbanos"

No pude disfrutar de esos momentos tan agradables como es la presentación de un libro. Es como si me hubiera perdido el nacimiento de "una parte" de mi propio hijo, pero la distancia de Madrid a México es mucha y esto me impidió tomar parte en el alumbramiento. Las compiladoras de esta criatura fueron tan amables que compartieron conmigo, e imagino que con otros autores que estuvieran en circunstancias similares a las mías, esos gratos momentos que, a mi vez, os hago llegar. ¡Las alegrías hay que, valga la redundancia, compartirlas! J. Castillo.
Portada del libro "Recuentos Urbanos"
---o0o---
Uno de los autores junto al cartel del libro

---o0o---
Presentación de la antología en la UNAM de México

---o0o---

Feria del Libro de Guadalajara - Jalisco (México)

Susana Arroyo, una de las compiladoras del libro

---o0o---

"Recuentos urbanos" en uno de los stands de la Feria del Libro de Guadalajara

lunes, 30 de noviembre de 2009

Una efeméride que llega con retraso: "Día Internacional de la Erradicación de la Violencia de Género".

Imagen obtenida en Internet

Sin transición

Juana Castillo Escobar ®




De niña a mujer pasaste
Sin buscarlo, ni quererlo, sin transición
Sufriste
El oprobio, el dolor, el desconsuelo.

De niña a mujer no tuviste,
Ni te dejaron,
Tiempo
Para disfrutar de tu infancia en libertad.

Te vendieron, esclavizaron, prostituyeron,
Comerciaron con tu corazón:
Te casaron
Sin tu consentimiento, sin solución.

Y llegó el calvario:
Vejaciones, palizas, humillaciones,
Olvidos voluntarios
De tus derechos, muerte, soledad...

Niña-mujer, ¡no estás sola!
Alza tu voz, grita tu deshonra,
Busca la ayuda aun a deshora.
No dejes que nadie marchite tu vida, mate tu rosa.



Juana Castillo Escobar
Madrid, 26 de Noviembre de 2007


domingo, 29 de noviembre de 2009

Una reflexión para dos efemérides

Reflexión III

El viernes 20 de Noviembre fue el “Día Internacional de los Derechos de la Infancia” y el miércoles 25 el “Día Internacional de la Erradicación de la Violencia de Género”… Y yo, atónita, cada año me pregunto: ¿por qué hemos de celebrar estas fechas? ¿Acaso no hemos sido creados iguales y libres? ¿Por qué unos han de ejercer su poder sobre otros? Siempre, lógico, lo ejercen quienes se creen investidos de ese “poder” sobre los más débiles, los desfavorecidos, los olvidados…
¿Y, después de ese día de “celebración”, qué ocurre? De nuevo se abre la veda: los niños pueden ser abandonados, maltratados, vendidos, hechos prisioneros, esclavizados, prostituidos, convertidos en soldados; y, las mujeres, lo mismo: maltratadas de palabra y obra, vejadas, muertas, acalladas...
¿Hasta cuándo se consentirá esta barbarie? ¿Cuándo se educará en la igualdad, en el respeto, en la moral, en definitiva, en el amor? ¿Cuándo dejaremos de instituir fechas conmemorativas para cada problema? ¿Cuándo empezaremos a tomar conciencia de esos problemas y daremos paso a la erradicación de los mismos? ¿Cuándo se harán escarmientos ejemplares en la figura de los abusadores y no en la de las víctimas?

domingo, 8 de noviembre de 2009

Os invito a la presentación de "Recuentos Urbanos" (Para los que puedan asistir).

Antología de Cuento Breve Recuentos Urbanos

Queridos integrantes de la Antología de Cuento Breve Recuentos Urbanos:

Esta es una invitación para que asistan a la presentación de la Antología Recuentos Urbanos en la cual ustedes participan. Linda y yo nos sentimos muy contentas por el alto nivel literario de esta antología.

Sabemos que algunos de ustedes no viven en México y que quizá no les será posible acudir a la presentación. Sin embargo, consideramos que es conveniente que todos se enteren del lugar, el día y la hora para que, probablemente, alguien pueda representarlos...

Estamos muy agradecidas con el Dr. José María Villarías Zugazagoitia por haber escrito tan bello prólogo.

Reciban un caluroso saludo, Linda y Susana.

Fecha: 19 de noviembre
Lugar: Salón de Actos de la UNAM
(Universidad Nacional Autónoma de Méjico).
Hora: 5 p.m
.

PS - Incluimos en este mensaje la portada del libro. Esperamos que sea de vuestro agrado.
De este volumen dice el Dr. José María Villarías Zugazagoitia en la contraportada: "Muchos de los cuentos de esta antología son pequeñas epifanías que nos permiten hundirnos en su prosa para luego hacernos reflexionar acerca de la vida en las ciudades.
En estos Recuentos urbanos, además de la mayor presencia de narradoras sobre narradores, aparece una representación geográfica curiosa. Muy variados los lugares en los cuales se han hecho los relatos, más algunas de las nacionalidades que supongo para sus autores, el objetivo parece centrarse en demostrar otro de los temas que entusiasma a ambas compiladoras: el carácter panhispánico de las manifestaciones culturales y literarias de los hispanohablantes. No sólo Guadalajara, Morelia, Puebla, Vistahermosa, Ciudad de México, sino Montevideo, La Paz, Madrid, Barcelona e incluso Bruselas, Montreal, Brisbane (Australia), Luton y Sheffield (Reino Unido) aparecen representados como lugares en donde se habla y se escribe en español, por oriundos de latitudes latinas, anglosajonas o europeas. Guiños convincentes de que el español es una de las lenguas más importantes del planeta. (No podían faltar, sin embargo, pequeñas pero importantes referencias por la presencia de relatos traducidos del inglés y del catalán, para demostrar la contundencia de ambas lenguas dentro del microcosmos de las compiladoras).
En cuanto a formas y contenidos, estos Recuentos Urbanos presentan una variedad digna de tomarse en cuenta a la hora de hacer cualquier valoración crítica sobre el género narrativo breve.
Recuentos urbanos resulta una completa antología en la cual se incluyen casi todas las posibles manifestaciones de las narraciones cortas: muestrario de los alcances formales y estilísticos adonde puede llegar el cuento."
_______________________
Nota.- Aunque la invitación va dirigida a los participantes de la antología, yo la hago extensiva a todos los que pasáis por este blog. Quizá alguno de vosotros, que vivís en Méjico, podáis acudir a esta cita. El relato con el cual formo parte de este volumen es el titulado: “El nacimiento del dolor”.

sábado, 31 de octubre de 2009

31 de Octubre día del Poeta Virtual - Juego Poético

En "La voz de la palabra escrita internacional" participé en el Grand Prix auspiciado por Rose Marie Parra. Participé en los tres niveles: fácil, medio y difícil. He de reconocer que alguna de las preguntas tuve que buscarla, otras las respondí un poco al buen tuntún y la mayoría de ellas con total conocimiento de causa.
Disfruté ese fin de semana como hacía mucho que no disfrutaba y, bueno, el resultado fueron estos galardones: el primero por participar y, el segundo, por haber quedado como ganadora.

No pensé poner esta entrada, la dejé un poco a buen recaudo, para borrarla porque no estaba muy segura de compartirlo. Pero es una alegría, y las alegrías deben darse a conocer...

Añado el cuadro de puntuaciones (Estoy en "LA VOZ PAL." JUANA C. 191 puntos. Para que quede constancia).

31 de Octubre Día del Poeta Virtual

Poeta virtual
Juana Castillo Escobar




Nos dicen, o decimos,
nos llaman:
poetas virtuales porque en Internet escribimos.
¿Por qué virtual,
si lo virtual es algo
que tiene existencia aparente y no real?
¡Somos reales!
Personas que sentimos,
compartimos pensamientos,
alegrías, desengaños, amoríos, desencuentros,
llantos y risas, melancolía, abatimiento,
ilusiones, fábulas y cuentos…
Todo eso compartimos con un mundo que está al otro lado,
un mundo que nos lee.
Son como nosotros, como yo,
un mundo cierto,
no de humo, ni de cables, ni electrónico, ni eléctrico,
un mundo vivo que participa
y se conmueve con todo lo que desinteresadamente,
como poeta les ofrezco.

Madrid, 31-X-09 – 21,22 p.m.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Puro diálogo

Imagen obtenida en Internet
¡LA VIDA ESTÁ POR LAS NUBES!
Juana Castillo Escobar ®


- ¡Uf, qué negro se está poniendo el cielo! ¡Va a caer una buena…!
- ¿Dónde anda el mando a distancia? Seguro que lo has escondido.
- Ni lo he visto. Tú sabrás dónde está. Eres el único que te pasas la mayor parte del día con él en la mano.
- ¡Qué amable…!
- ¡Ya llueve! ¡Dios, cómo cae!
- Ni que eso fuera tan importante.
- No lo será para ti pero para los agricultores, los embalses…
- ¡Qué sabrás tú de agricultura, de embalses ni de ninguna otra cosa! ¡Ya habló la entendida! ¿Cuándo te vas a dar cuenta de que sólo conoces el campo de tanto mirar a los tiestos?
- Eso te lo debo agradecer a ti…
- Agradecerme ¿qué?
- La vida que me has dado. La vida que llevo. La vida que llevamos encerrados en esta casa, sin amigos, sin apenas salir y menos aún conversar entre nosotros.
- ¿Acaso tenemos algo de qué hablar? Después de tantos años juntos ya está todo dicho.
- Nos estamos distanciando cada vez más y más. En el momento en el que doy pie a una conversación, a un ligero conato de diálogo, tú lo cortas de…
- ¿Dónde demonios está el mechero? ¡Ah, aquí, en el sillón bajo mi pierna!
- ¿Te importaría no encender otro cigarrillo? Ese debe de ser el número doce o el quince de la tarde. Sabes que no debo…
- ¿Qué? ¿Respirar el humo infecto de mis pitos? Pues ya sabes el remedio: puerta. Lárgate a la cocina. No sé qué haces todo el día junto a la ventana… Oye, ya que vas a la cocina, me traes de paso un par de birritas, el partido está a punto de comenzar…
- Eres un egoísta. Un borracho. Un…
- ¡Vaya, ya dio comienzo a la letanía diaria! ¿Sabes qué te digo? Que tienes toda la razón. Amén. Bla, bla, bla. Bla, bla, bla. Bla, bla, bla.
- No sé qué ha ocurrido. Tampoco cuándo. Éramos felices, al menos lo parecíamos y, de repente, ¡zas!, el cambiazo. Con todo has conseguido que incluso nuestros hijos huyan de nuestro lado.
- Quizá no aguanten tus lloriqueos, ni tus reproches diarios, ni tus agonías de menopáusica…
- ¡Si lloro es por vuestra causa…! Estúpido, no entiendes nada. El alcohol acabará contigo y con nuestro hijo mayor. Lleva el mismo camino que tú. No os dejáis ayudar… Podríamos, Virginia y yo, intentar que fueseis admitidos en algún centro de desintoxicación. Lo que decía nuestra hija, al menos antes, te hacía reflexionar…
- Yo no necesito nada de eso. Yo controlo. Además, un hombre que no bebe no es un hombre. Mi padre lo decía: un tío que no alterna con los amigos y no se echa un trago con ellos es una dulce flor de invernadero, una damisela mojigata. En cuanto a ti deberías callarte y dedicarte a tus asuntos marujiles: guisar, fregar, ir a la compra, coser, planchar y…, bueno, darme gusto en todo. Es decir, ser sumisa y obedecerme en todo lo que te pida, no ser una respondona…
- No podemos continuar por estos derroteros. Has tergiversado todas las promesas del matrimonio, más aún, las has olvidado. Yo sólo pido un poco de respeto y comunicación. Nada más.
- Bah, me aburres. Prepárame algo para papear. Deja de mirar de una buena vez por la ventana y tráeme la birrita que te he pedido hace un buen rato y que ni te has dignado en moverte para servirme.
- Así te atragantes con la cena, la birra y la bilis que tienes contenida. Se acabó. Me largo.
- Pero has dicho que llovía.
- Sí, a mares, pero no me importa. Ya nada importa. Además, si llueve, ¡mejor!. Podré salir a la calle y llorar mientras camino, mis lágrimas se mezclarán con la lluvia, no llamaré la atención.
- No te agrada mojarte, lo odias porque el pelo se te pone…
- Como escarpias… Prefiero un chapuzón primaveral que no una bronca de otoño casero. ¡Ahí te quedas con tu tabaco, tu sillón, tu tele y tus pantuflas deshilachadas! Si deseas una birra, desde ahora, tendrás que mover tu fofo y seboso culo del asiento. Si te apetece comer, desayunar o cenar, no te quedará más remedio que preparártelo. En la estantería del salón hay algunos libros de cocina y, por último, si tienes que bajar a la compra ya sabes, búscate un empleo e hinca el codo yo ya no estaré aquí para aportar el granito de arena de mi sueldo de miseria. Ahora sí que vas a enterarte de por qué, según tú, gruñía cada vez que iba al mercado. También acabarás diciendo que "la vida está por las nubes". Pero yo no estaré para escucharlo…
- Do… ¿Dónde irás? Tú sola no vas a saber…
- ¿Cuidar de mí? ¡Claro que sabré! ¡Perfectamente! Después de veinticinco años tratando con un par de borregos como tú y nuestro hijo he aprendido mucho. Bien, como lo tuyo no es el diálogo, no sé a cuento de qué viene tanta preocupación. Te dejo. Me esperan…
- Pero… Pero… Pero… ¿Por qué…? ¿Desde cuándo lo tenías planeado? Esto no se prepara de un día para otro… ¿Te das cuenta de que me abandonas? ¡Me dejas solo! ¡Yo soy un hombre y no sé hacer las cosas de la casa! ¿De qué viviré? ¿Recuerdas que estoy en el paro?
- No, cariño, no es que estés en el paro, es que lo tuyo es un descanso perpetuo…
- Esta es también tu casa. ¿Dónde vivirás?
- ¡Tanta preocupación por tu parte me halaga! No temas, amor, la niña y yo lo tenemos todo bajo control. Sólo me resta decir: ¡que seas feliz sin nadie que te atosigue!
- No, Andrea, no te vayas. No me dejes. Prometo cambiar. Haré todo lo que esté en mi mano. Trataré de ser el mismo de antes…
- Es tarde, cariño, demasiado tarde.
- Andrea… Andreaaa… Andreaaaaaa…
La mujer baja corriendo las escaleras que separan su casa de la calle. Ante el portal aguarda un taxi que se pierde con rapidez bajo las cortinas de agua. Arriba, el marido, en pie, con un bote de cerveza vacío en una mano, el pitillo caído entre los labios, y con la otra mano sujetándose el pantalón del pijama llora como un niño, y, como un niño que teme la soledad, se le escapa la orina formando un gran charco en torno a sus pies desnudos.

viernes, 11 de septiembre de 2009

In Memoriam del octavo aniversario del 11-S

Imagen obtenida en Internet
Dejo las ventanas de mi alma abiertas
Juana Castillo Escobar ®



A la memoria de los muertos del 11-S, del 11-M, de todos los atentados que hubo antes de éste y de los posteriores que aún sufrimos.
A los caídos en las guerras y guerrillas que asolaron y asolan nuestro planeta.
A todos los que han perdido vida y hacienda en terremotos, inundaciones, incendios...


Dejo las ventanas de mi alma abiertas
y en el alféizar una vela encendida
para que alumbre el camino de las almas
que, con violencia, fueron arrancadas de esta vida.

Elevo una plegaria al cielo
para que me escuchen todos los dioses,
ellos son ahora los custodios
de tantos como ya perdieron sus voces.


El día en que comprendamos que todos somos iguales, que aprendamos a respetarnos, a que la religión es una: la del AMOR, en ese momento acabarán estas masacres y guerras cainitas que a TODOS daña y, sólo a unos POCOS, beneficia.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Un micro relato medieval

Taccuino Sanitatis - Torneo
Un torneo en honor de Justa
Juana Castillo Escobar ®


Justa contemplaba el torneo. En la arena dos caballeros competían por su dote. El duque, su padre, quería verla casada con alguien merecedor de sus riquezas. Los contendientes miraron hacia la tribuna, querían saber si fortuna y belleza se equiparaban. Entonces un rayo de sol, un parpadeo, quizá un despiste hizo que las espadas se hundieran en sus cuerpos. Ambos quedaron tendidos en el centro del palenque. ¡Las armas han hecho justicia -exclamó Justa para sí-! ¡Ya no tendré que combatir con nadie por algo que me pertenece: mi herencia y mi persona! Justa abandonó el recinto con altivez. La pelea fue noble y la muerte imparcial. Ella salió ilesa del desafío.
Nota.- Este es uno de los once microrrelatos editados en la antología "Tusitala" (El narrador) publicada por la Escuela de Escritores en Junio de 2005. (Ver la portada del libro en el lateral del blog).

miércoles, 5 de agosto de 2009

Regreso de vacaciones

Regresé de vacaciones, contenta, feliz, descansada, con los ojos y el alma repletos de mar, del azul verdoso del Atlántico, de cielo, del verde paisaje de la montaña, también de lo agreste de la misma. Porque en Tenerife pasa de estar a cero metros sobre el nivel del mar a, en menos de media hora, a mil metros sobre él.


Crees tocar el cielo, porque el cielo se viene encima. Cascadas de nubes te envuelven, caen por las laderas, espuma, algodón líquido que ciega, que casi aterra, que hace desaparecer la carretera, que te hace volar, que te lleva al mundo de la cumbre...

A una cumbre donde brilla el sol, abrasador, inmisericorde, un sol que no te da tregua, que se sabe el amo y señor del paraje, agostado por él, pero también por él bendecido con pequeños matojos aún verdes, con flores que parecen de papel, casi secas, con lagartos que no le temen y pasean bajo sus rayos y una tierra volcánica que presenta todos los tonos de rojos, ocres, arena, grises y negros que se conocen bajo el espectro de colores.




martes, 30 de junio de 2009

Un poema a un día de "San Juan" tardío

Foto de Internet
Noche de San Juan
Juana Castillo Escobar ®


Caminamos por la playa
de la mano,
bajo la luna.
Sorteamos de San Juan
las hogueras
y nos perdimos entre la bruma.
Al santo y a las meigas les pedimos
con entusiasmo
que se realizaran nuestros sueños de amor,
los más humanos.
Y el mar se quedó en calma
y la luna agazapada
y apagadas las hogueras
y la bruma disipada
y nosotros nos amamos
hasta que nos inundó la madrugada.
Miércoles, 24-VI-09 -12,30 p.m.
______
Nota.- Poema registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual de Madrid. Pertenece al cuaderno "Poemas en Madrid, 2009".

martes, 16 de junio de 2009

Una historia..., entre rejas.

Imagen obtenida en Internet
La historia de la flaca
Juana Castillo Escobar ®


-También yo recibí una carta -dijo la flaca con la colilla casi apagada entre sus labios finos y resecos-. A mí sí me llegó. No tuve la suerte de que se quedara olvidada dentro del talego, ni perdida en los laberintos de las oficinas del Correo.
Las reclusas la escuchaban con la adoración que produce el miedo. A la flaca había que temerla. Su historial y sus arranques de ira la convirtieron en la líder indiscutible del corredor.
-Sí, también yo recibí una carta -prosiguió la flaca-. Lo peor del caso es que la leí...
-Pero, ¿no dices que no sabes leer? -gritó desde un lateral del patio otra presa, con insolencia. Con la insolencia de una juventud pujante encerrada entre rejas que busca convertirse en la nueva líder-. Tú misma me lo confesaste no hace mucho: "Léeme esta nota -dijiste-, no la entiendo".
-Tú, guarra, cierra el pico. Esto no va contigo -bramó la flaca.
Su grito hizo temblar a Martha, la recién llegada, que pensó: "¿Por qué habré abierto la boca? En este infierno es preferible el silencio y la soledad a buscar un apoyo entre..." Sus lucubraciones quedaron cortadas por la voz aguardentosa de la flaca que prosiguió:
-Recibí una carta, sí. La leyó una de las niñas de mi vecina, una de las que iba a la escuela... De todas formas, por muy torpe que sea yo, si te llega un pedazo de papel con frases recortadas de un periódico es que la noticia que te dan no es buena.
-¿Qué decía la nota? -preguntó Martha con prevención en la voz.
Nada más formular la pregunta se arrepintió de ello. "Si lo mejor es estar callada -se dijo-. En este lugar es mejor que me calle. La curiosidad atrapó al ratón en el cebo. ¿Todavía no he aprendido que por eso me encuentro aquí?"
La flaca tiró la colilla al suelo del patio. Se levantó del poyo en el que estaba sentada junto con las otras reclusas y pisó con saña la colilla. Luego, en pie, balanceándose rítmicamente continuó su historia:
-Ponía: "Tu hombre está con otra. Un amigo". En aquel momento se me cruzaron los cables. No es porque él fuera un tío excepcional, sino porque era mío... Troté hasta la casa y, a pesar de estar rabiosa como una perra en celo, me calmé a medida que subía las escaleras. Los quince escalones que me separaban de la casa se me hicieron eternos, pero los subí despacio, procurando no hacer ruido. Abrí la puerta con cuidado. Me asomé al dormitorio. Allí estaba él, desnudo, follando como una mala bestia. Nunca me creyó cuando, en nuestras noches de placer, le confesaba entre orgasmo y orgasmo que hubo otros antes que él. "¿Tú, flacucha -me decía-, has conocido a más de una docena de tíos? Vamos, no me hagas reír con tus patrañas..." Y se reía a carcajadas. Aún las oigo. Pero no se rió cuando escuchó el ruido del seguro de la pistola a su espalda. Al contrario, su cara porcina, aún sudorosa por los esfuerzos, era el reflejo de la estupidez. Los ojos se le desorbitaron y salió de la mujer que tenía aún debajo totalmente irreconocible, empequeñecido. Recuerdo que balbuceó: "¿Era cierto?" Sí, mi viejo, totalmente. Entonces descargué mi rabia sobre ellos: quince balas. En esta ocasión tuve la mala suerte de que en el mismo pasillo, dos puertas más allá del apartamento, vivía, sin yo saberlo, un comisario de la secreta. Me trincó con las manos en la masa. Por eso estoy aquí.
La flaca encendió otro cigarrillo al que dio una larguísima calada. Después de echar el humo, con el que jugueteó formando aros, añadió:
-Por eso estoy aquí y por los catorce anteriores. Me pusieron los cuernos y tampoco creyeron mi historia. La historia de la flaca y sus quince amantes...

_____________
Nota.- Este relato está publicado en la página web de la revista
http://www.margencero.com/ en el espacio "Personajes Secundarios, primera entrega", desde el 13 de Mayo de 2005.
Pertenece a la antología titulada: "Veintidós historias de mujer y un retrato". Está Registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual de Madrid.- Núm. Expediente: 12/RTPI-006595/2005-12-07.- Ref. Documento: 12/040455-2/05.- Núm. Solicitud: M-006285/2005-12-07.- Fecha: 16 de Agosto de 2005 - Hora: 12,36

viernes, 5 de junio de 2009

Un poema para pensar

Imagen obtenida en Internet
DE PIEL OSCURA
Juana Castillo Escobar ®


A los millares de inmigrantes que cruzan el Estrecho en pateras, a los que navegan
sin rumbo en barcos fantasma, a los cientos que aguardan, exhaustos,
a las puertas de Ceuta y Melilla

Tu piel es oscura
como el chocolate.
Tu mirada busca
la forma de embarcarte
hacia un mundo que crees
que podrá ayudarte.
Vienes a este primer mundo
esperanzado, exhausto, endeudado,
pero feliz, pues te late
que en él encontrarás
la forma de huir del hambre,
de la miseria, de las plagas,
de la cárcel, de la guerra…
Y, cuando llegas,
a las idealizadas fronteras
te topas con ellas:
con muros, con espinos, alambradas,
con los afilados caninos
de gentes armadas
que te impiden el paso
que, en ocasiones,
tu vida se llevan a dentelladas.
Pierdes la vida
sin haber probado las mieles
que soñaste hallar tras la frontera.
En tu piel oscura,
de chocolate,
he visto las marcas
de los espinos,
de los azotes, de las balas,
del aciago destino
que te hizo nacer
en un lugar y unas circunstancias
que no te dejan crecer:
ni como niño, muchacho,
adulto: hombre o mujer,
ni tan siquiera puedes llegar a ser
un anciano vetusto.
Lloro con vuestro dolor.
me aflijo con vuestra aflicción.
Siento en mi piel
el rechazo que produce
el color de vuestra piel
en mis hermanos tan blancos
que temen se puedan volver
negros como la pez
si de vosotros se apiadan,
si os echan una mano,
o si os dan paso a nuestro mundo dorado.
Blancos de piel:
negros de alma.
De corazón tenebroso
que no late si no es
a la vista del brillante y dorado oro.
Blancos intolerantes
que temen perder, o compartir, sus tesoros.

Juana Castillo Escobar
Martes, 11 de Octubre de 2005


jueves, 28 de mayo de 2009

Un micro relato primaveral

Imagen obtenida en Internet
Primavera
Juana Castillo Escobar ®


El día es lluvioso, desapacible y gris. Los pájaros vuelan enloquecidos. Parecen alegres ante la llegada de otra primavera. Y yo, delante de la ventana, los ojos llorosos y la nariz húmeda, no puedo por menos que censurar este tiempo loco que me mata. No puedo cantar agradecida su llegada. ¡Hasta las moscas están molestas! Muevo histérica la cola pero no consigo espantarlas. ¡Vida perra!

______
Nota.- Este es uno de los once microrrelatos editados bajo el título general de "In crescendo", en la antología: "Tusitala" (El narrador) publicada por la Escuela de Escritores de Madrid en Junio de 2005. ( Págs. 103, 104, 105 y 106).
Estuvo publicado en my space hasta febrero de 2009, fecha en la que lo borré.

martes, 12 de mayo de 2009

Un poema que cruzó el Atlántico

Foto del álbum familiar - Sepúlveda 2007 ®

ME PARECIÓ VER GOLONDRINAS
Juana Castillo Escobar ®



A Luis-Manuel
Una impresión camino de Salamanca




Me pareció ver golondrinas volando
sobre la vasta y fría meseta castellana.
Me pareció ver golondrinas alegres
bajo un sol destemplado.
Volaban chillonas y rientes
como en una primavera temprana.

Me pareció ver golondrinas volando
sobre las tierras de Salamanca:
tú te ibas poco a poco
fundiéndote en la nada.
Ellas volaban alegres:
anuncio de una primavera que llegaba.

Me pareció ver golondrinas volando
mientras tú agonizabas.



Domingo, 17-II-08 – 11,11 a.m.

Nota.- Este poema pertenece al cuaderno semi-inédito titulado “POEMAS EN MADRID”, registrado en esta capital. Fue leído el viernes 8-V-09 por Mario-Luis Altuzar en Arcano radio de México programa "Los Eternos Efímeros", la voz del mundo en sus poetas; aún se puede escuchar y bajar en: http://www.arcanoradio.com/


domingo, 3 de mayo de 2009

Un relato por el "Día de la Madre"

Imagen obtenida en Internet - Wikipedia
¡QUIÉN FUERA AVESTRUZ!
Juana Castillo Escobar ®




Dedicado a todas las mamás que me leen, y a los papás también. Un toque de atención no viene mal de vez en cuando. Como siempre dicen los entendidos en la materia: deberíamos fijarnos en el modus vivendi de nuestros amigos los animales...



En la sabana las manadas de animales caminan indolentemente bajo un sol de justicia. El calor es insoportable y el polvo levantado por miles de pezuñas en movimiento ciega y distorsiona cualquier imagen.
Bajo un bosquecillo aislado, una cincuentena de avestruces hace un alto en el camino. El macho, de cuello largo y esbelto, corretea de un lado a otro con sus cortas alas extendidas a la vez que lanza fuertes gritos al viento. Intenta llamar la atención de las hembras, casi todas ellas bastante indolentes a causa del calor.
- Tengo que poner más ímpetu -se dice picado en su orgullo- si quiero encontrar una hembra de mi gusto.
Y se dispuso de nuevo a pasear por entre las féminas. El cuello lo llevaba lo más estirado que podía. Las patas, ágiles y fuertes, buscaban el componer cabriolas cada vez más difíciles, más llamativas, más excitantes. El aleteo subió de tono al igual que sus gritos amorosos.
Al fin, una de las jóvenes hembras se fue acercando hasta él lentamente. Con movimientos ondulantes y provocativos de su cuello, mira a uno y otro lado de su camino sin ver. Su pensamiento está puesto en aquel magnífico macho de alas grises y blancas. Ella mueve con coquetería las plumas de su cola, algo que a él no le pasa desapercibido en absoluto.
Y, sin pudor alguno, en cuestión de segundos, corrió el uno junto a la otra con gran alborozo por parte de los dos, dando rienda suelta a sus deseos, sin tapujos ni cortapisas. Estaban apareándose, ¡lo más natural del mundo!, rodeados por el resto de sus congéneres.
Al cabo de un tiempo el avestruz hembra tuvo cuatro huevos, y a papá avestruz no le quedó más remedio que terminar sus correrías de soltero. Le aguardaba una larga y hermosa tarea: empollar a sus futuros cuatro hijos.
Mientras esto hacía papá avestruz, la mamá se dedicó a corretear y a reponerse de la puesta junto con el resto de las hembras viviendo en libertad por la sabana...
¡Y luego dicen que los animales son seres inferiores, irracionales!
Pues... ¡Quién fuera avestruz!

Madrid, 5 de Mayo de 2006

____________
Nota.- Este relato está registrado en la antología titulada: "El giraldillo (Veintiún relatos y un poema)". Núm. Expediente: 12/RTPI-004170/2006 - Núm. Solicitud: M-004098/2006 - Ref. documento: 12/029101.3/06 - Fecha: 24 de Mayo de 2006 - Hora: 12,22.
Estuvo publicado en my space hasta el mes de febrero de 2009, fecha en que lo retiré.

viernes, 1 de mayo de 2009

Una efeméride que llega con unos días de retraso: "Día de la Tierra"

Imagen de la Nasa obtenida en Internet

El pasado miércoles 22 de abril se celebró en todo el mundo el "Día de la Tierra". Con motivo de esa efeméride, inspirándome en ella, nació este poema.
Añado: a la Tierra no sólo hay que homenajearla un día, todos los días han de ser el suyo que, a la larga, es el nuestro. La Tierra nos cobija, nos alimenta, nos da vida, ¡debemos tratarla como se merece, no sólo uno, sino todos los días de nuestra vida!


Nuestra Tierra
Juana Castillo Escobar ®


Nuestra Tierra,
madre y madrastra
que nos cobija,
que con uno solo de sus movimientos
nos aplasta.

Nuestra Tierra,
que no es nuestra,
debemos preservarla
para generaciones venideras
que en ella vivan
y, en toda su belleza,
puedan apreciarla.

La Tierra,
madre y madrastra,
que nos da vida,
que, airada, nos devasta.

____
Este poema forma parte del cuaderno "Poemas en Madrid - Año 2009", registrado en esta capital. Cualquier copia o uso indebido del mismo está perseguido por la Ley.

lunes, 13 de abril de 2009

Un relato breve con una receta de cocina incorporada

Bodegón con berenjenas y aceite - Fernando O'Connor (Argentina)
Berenjenas gratinadas a la inspiración del queso rallado

Juana Castillo Escobar ®


Te digo que cualquier día de estos acabarás removiendo la paella con el ratón del ordenador y, luego, intentarás con la cuchara de palo cliquear para buscar algo en la pantalla.
Crees que eres una escritora de prestigio porque te han publicado unos cuentecillos pero, en realidad, ¿acaso alguien te conoce? A ver, a ver, aquí está la receta de las berenjenas gratinadas… ¿Qué iba diciendo? ¡Ah, sí, que nadie te conoce! No eres como la Etxebarría. Bueno, ni falta que me hace, creo que soy algo mejor. No, bastante mejor. Barres a ritmo de soneto, cuando piensas en verso, y, si la idea es buena, tiras la escoba y escribes, escribes, escribes, hasta que un tufillo a quemado llega desde la cocina. ¡Dios, las lentejas! ¡Otro día que comemos ensalada de primero! Pondré unos huevos a cocer para que no esté tan solitaria la lechuga... ¡Ay, el capítulo catorce de la novela, aún espera en el ordenador! Y te vas, y de nuevo escribes, escribes, escribes hasta que suena una detonación en la cocina: ¡Oh, no, los huevos! Y, cuando entras, te encuentras la cazuela casi negra, la campana extractora con estalactitas de clara y cáscara renegrida, y las yemas explotadas por el suelo. ¡No, otra vez no!
No se puede servir a dos señores, más de dos. Porque, de vez en cuando, suena el teléfono y, como buena secretaria, tomas el recado, lo anotas… No, no te apures, que en cuanto llegue le digo que le has llamado. Y, cuando llega la niña, la respuesta es: Bah, ya lo sabía, me envió un mensaje al móvil. ¿Qué hay de papeo? Y se acopla ante el ordenador y te borra, o casi, lo escrito… Es que tengo que conectarme. Entonces has dejado de ser la escritora que quieres ser, que intentas ser, para dar paso a los demás. Te cuelgas el delantal y regresas a tus pucheros. Lees de nuevo la receta: berenjenas gratinadas. Lavas bien las berenjenas y, en su brillante barriga, ves reflejada tu cara, deforme, como en un espejo convexo y la imaginación empieza a revolotear, a inventar historias. También entre los pucheros, ya lo dijo la Santa, se encuentra la inspiración. Es entonces cuando el viejo bloc de notas y un bolígrafo a punto de dar su última gota de tinta por ti, te ayudan a recordar algo que más tarde te puede servir… Quizá la obra maestra espera agazapada tras un picadillo de cebolla y de pimientos verdes con los que vas a rellenar un par de berenjenas que, después de cubrir con una buena cantidad de queso rallado, pondrás a gratinar. El cuento está ahí.


______
Nota.- Este micro relato estuvo publicado en my space desde el X-25-05, hasta el mes de febrero de 2009, fecha en que lo retiré. Forma parte del cuaderno titulado: "In crescendo" (colección de micro relatos registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual de Madrid).

martes, 7 de abril de 2009

lunes, 6 de abril de 2009

Un poema que llegó allende los mares

Anders Zorn - "Apenada", pintura al agua, 1880
MUDA

Juana Castillo Escobar ®



Quiero gritar al mundo mi condena
silencio de amor, por otro nombre…
Deseo aliviar con ese grito mi pena
que es el no poder pronunciar del hombre
que amo
ni su vida, ni su nombre.

Quiero gritar en silencio mi desgracia:
La Naturaleza me dotó con ojos,
corazón y sentimientos…
Me privó del habla.

Quiero gritar a los cuatro vientos
una canción de amor jamás oída,
quiero decir los pensamientos
que mi boca no pronuncia, mi lengua está dormida…

Quiero susurrarte que te amo…
Sólo puedo hacerlo
ayudándome de las caricias de mis manos.

Quiero, quiero, quiero…
¿Para qué necesito hablar
si con amarte con mis ojos,
mi corazón, mis manos y mi piel
ya tengo bastante?

¿Bastante?
¡Soy muda…! ¡Necesito hablarte!


Sábado, 29-XII-07 – 1,16 a.m.


______
Nota.- Este poema forma parte del "Cuaderno de Madrid" y está registrado en esta capital.
El sábado 4-IV-09 fue leído por Adriana Valor en la emisora de radio de Buenos Aires, Argentina, www.radiosentidos.com.ar . Creo que se puede escuchar yendo a "último programa".
En el blog de esta emisora publicaron otro poema, el titulado "Inspiración", que podéis leer en este enlace, dejar mensajes y votar: http://unanocheinolvidable.radiosentidos.com.ar/638/juana-castillo-escobar---madrid---espana.htm
También publican la imagen de una pintura de mi autoría. ver en: http://www.radiosentidos.com.ar/blogs/




jueves, 2 de abril de 2009

I encuentro del Grupo Literario-Artístico "El Parnaso" en fotos.

El lunes 30 de marzo emprendió su andadura el Grupo Literario-Artístico "El Parnaso". Me parece mentira que yo sea su fundadora y, aún más, que tuviéramos tan cálida acogida. En el salón de actos donde nos reunimos se dieron cita unas cincuenta personas, algo que, debo confesar, me resultaba totalmente impensable.
Mis cuatro amigas, escritoras en su mayoría (digo esto porque Susana, además de escribir, hace teatro amateur; en mi caso pinto, hice artesanía manual...) y yo, leímos nuestros relatos y tres de los asistentes nos acompañaron con poemas y relatos.
Fue una tarde inovidable que en un par de meses, o tres, amenazamos con salir de nuevo a la calle a compartir, con todo aquel que lo desee, nuevos relatos y poemas.
Aquí dejo algunos momentos del encuentro.

"Comparte tu arte", nuestro lema. La mesa presidencial al completo:
Susana Simón (con la mano en la boca). Elda López. Yo (haciendo que la botella de agua es el micrófono que nos faltó). Isabel Fraile y Blanca del Cerro.



Blanca del Cerro, antes de leer el primer capítulo de su novela "Luna Blanca"




Isabel Fraile, poco antes de leer su relato

Juana Castillo (yo), antes de leer "Retrato: una yonqui"

Elda López lee su relato


Susana Simón lee poemas de Mª del Carmen García Andrés, asistente al acto quien, por problemas de garganta, no pudo hacerlo.

Julia Gallo Sanz, asistente al acto, antes de dar comienzo a la lectura de tres sonetos dedicados al agua y que forman parte de su antología poética "Memoria a barlovento"

Pedro M. Martínez Corada, director de la revista literaria Almiar-Margencero, asistente al acto quien también compartió con nosotros un relato

Y, Susana Simón, ella nos "dramatizó" su historia: "Filosofía histórica del escritor" al mejor estilo del Club de la comedia. Con su relato dimos fin al acto.