Poetas consagrados


LA TERMITA



Gloria Fuertes



Y los libros mal escritos
los terminan los termitos,
y la termita ex-termita
extermina el manuscrito.


La termita es un bichito
que favorece a la ciencia,
la termita y su experciencia,
la termita y su paciencia
nos revela el laberinto
la termita y el termito,
terminan con el conflicto
se nos comen el panflito.

La termita ha terminado
el volumen titulado
« Tratado de lo tratado
de acabar con el indito »,
la termita ha terminado
con el último bocado
del funesto manuscrito.









FRANCISCO DE QUEVEDO



A UN AVARIENTO


En aqueste enterramiento
Humilde, pobre y mezquino,
Yace envuelto en oro fino
Un hombre rico avariento.

Murió con cien mil dolores
Sin poderlo remediar,
Tan sólo por no gastar

Ni aun gasta malos humores.

http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_de_Quevedo





ANTONIO MACHADO



SUEÑO INFANTIL

Una clara noche
de fiesta y de luna,
noche de mis sueños,
noche de alegría

-era luz mi alma
que hoy es bruma toda,
no eran mis cabellos
negros todavía-,

el hada más joven
me llevó en sus brazos
a la alegre fiesta
que en la plaza ardía.

So el chisporroteo
de las luminarias,
amor sus madejas
de danzas tejía.

Y en aquella noche
de fiesta y de luna,
noche de mis sueños,
noche de alegría,

el hada más joven
besaba mi frente...
con su linda mano
su adiós me decía...

Todos los rosales
daban sus aromas,
todos los amores
amor entreabría. 


Alfonsina Storni 
Argentina: 1892-1938


Paz
  

Vamos hacia los árboles... el sueño
Se hará en nosotros por virtud celeste.
Vamos hacia los árboles; la noche
Nos será blanda, la tristeza leve.

Vamos hacia los árboles, el alma
Adormecida de perfume agreste.
Pero calla, no hables, sé piadoso;
No despiertes los pájaros que duermen.


http://es.wikipedia.org/wiki/Alfonsina_Storni




Dulce María Loynaz



Balada de amor tardío

Amor que llegas tarde,
tráeme al menos la paz:
Amor de atardecer, ¿por qué extraviado
camino llegas a mi soledad?

Amor que me has buscado sin buscarte,
no sé qué vale más:
la palabra que vas a decirme
o la que yo no digo ya...

Amor... ¿No sientes frío? Soy la luna:
Tengo la muerte blanca y la verdad
lejana... —No me des tus rosas frescas;
soy grave para rosas. Dame el mar...

Amor que llegas tarde, no me viste
ayer cuando cantaba en el trigal...
Amor de mi silencio y mi cansancio,
hoy no me hagas llorar. 


http://es.wikipedia.org/wiki/Dulce_Mar%C3%ADa_Loynaz



Rosalía de Castro
España: 1837-1885


A las rubias envidias


A las rubias envidias

porque naciste con color moreno,

y te parecen ellas blancos ángeles

que han bajado del cielo.



¡Ah!, pues no olvides, niña,
y ten por cosa cierta,

que mucho más que un ángel siempre pudo

un demonio en la tierra.


http://es.wikipedia.org/wiki/Rosal%C3%ADa_de_Castro




Constantino Cavafis
Poeta griego: 1863-1933

Constantino Cavafis -1900
Vuelve


Vuelve a menudo y tómame,
amada sensación, vuelve y tómame
cuando despierta del cuerpo la memoria,
y un antiguo deseo atraviesa la sangre,
cuando los labios y la piel recuerdan,
y sienten las manos que acarician de nuevo.
Vuelve a menudo y tómame en la noche,
cuando los labios y la piel recuerdan...


http://es.wikipedia.org/wiki/Constantino_Cavafis




Mario Benedetti



Amor de tarde

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme "¿Qué tal?" y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.


De: Poemas del Alma
http://es.wikipedia.org/wiki/Mario_Benedetti





Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695)

Sor Juana Inés de la Cruz por Miguel Cabrera
   A una Rosa 

Rosa divina, que en gentil cultura 
Eres con tu fragante sutileza 
Magisterio purpúreo en la belleza, 
Enseñanza nevada a la hermosura. 

Amago de la humana arquitectura, 
Ejemplo de la vana gentileza, 
En cuyo ser unió naturaleza 
La cuna alegre y triste sepultura. 

¡Cuán altiva en tu pompa, presumida 
soberbia, el riesgo de morir desdeñas, 
y luego desmayada y encogida. 

De tu caduco ser das mustias señas! 
Que con docta muerte y necia vida, 
Viviendo engañas y muriendo enseñas. 



http://es.wikipedia.org/wiki/Sor_Juana_In%C3%A9s_de_la_Cruz





Los limones 



Eugenio Montale



Ascoltami, i poeti laureati
si muovono soltanto tra le piante
dai nomi poco usati:
bossi ligustri o acanti
Io, per mè, amo le strade che
riescono agli erbosi
fossi dove in herbosas pozzanghere
mezzo sécate agguantano i ragazzi
qualche sparuta anguilla:
le viuzze che seguono i ciglioni,
discendono tra i ciuffi delle canne
e mettono negli orti, tra gli
alberi dei limoni.




Escúchame, los poetas laureados
se mueven solamente entre plantas
de nombres poco usados:
boj, ligustres o acantos.
Yo, para mí, amo las sendas
que conducen a las
zanjas donde en charcos
casi secos acechan los muchachos
alguna enjuta anguila:
los senderos que siguen los ribazos,
bajan entre el penacho de las cañas
y llevan a los huertos, entre
los limoneros.


Primer poema del libro "Huesos de sepia"
http://es.wikipedia.org/wiki/Eugenio_Montale






Llagas de amor

Federico García Lorca






Esta luz, este fuego que devora.
Este paisaje gris que me rodea.
Este dolor por una sola idea.
Esta angustia de cielo, mundo y hora.

Este llanto de sangre que decora
lira sin pulso ya, lúbrica tea.
Este peso del mar que me golpea.
Este alacrán que por mi pecho mora.

Son guirnaldas de amor, cama de herido,
donde sin sueño, sueño tu presencia
entre las ruinas de mi pecho hundido.

Y aunque busco la cumbre de prudencia
me da tu corazón valle tendido
con cicuta y pasión de amarga ciencia.

Federico García Lorca



CUANDO ME VAYA...
Gloria Fuertes
(Madrid; 28 de julio de 1917 - idem; 27 de noviembre de 1998) poeta (no le gustaba poetisa) española.




Cuando me vaya...
no quiero ser estatua, ni cuadro, ni vitrina,
sólo si acaso de saco una cortina
que te entorne la luz para que duermas.

Quisiera convertirme en tu linterna
y serte útil cuando no ves claro,
eso y sólo dormirme en tu costado
y amanecer rezando en tu cadera.

Quisiera ser la lluvia en tu pradera
o tú mi lluvia o yo tu mar y tú mi barco
o al revés, jugar,
ser siempre un niño que en amor me crezco,
quisiera ser,
todo lo que ya soy y aún no merezco.

De Historia de Gloria (GLORIA FUERTES)




José de Sousa Saramago (Azinhaga, Santarém, Portugal, 16 de noviembre de 1922 - Tías, Las Palmas, España, 18 de junio de 2010)

Há na memória um rio onde navegam

Os barcos da infância, em arcadas
De ramos inquietos que despregam
Sobre as águas as folhas recurvadas.

Há um bater de remos compassado
No silêncio da lisa madrugada,
Ondas brancas se afastam para o lado
Com o rumor da seda amarrotada.

Há um nascer do sol no sítio exacto,
À hora que mais conta duma vida,
Um acordar dos olhos e do tacto,
Um ansiar de sede inextinguida.

Há um retrato de água e de quebranto
Que do fundo rompeu desta memória,
E tudo quanto é rio abre no canto
Que conta do retrato a velha história.


Hay en la memoria un río por donde navegan
los barcos de la infancia, por arcadas
de ramas inquietas que despegan
sobre las aguas las hojas curvadas.

Hay un golpear de remos acompasado
en el silencio de la tersa madrugada,
olas blancas se hacen a un lado
con el rumor de la seda arrugada.

Hay un nacer del sol en el sitio exacto,
en el momento que más cuenta de una vida,
un despertar de los ojos y del tacto,
un ansiar de sed no abolida.

Hay un retrato de agua y de quebranto
que irrumpe del fondo de esta memoria,
y todo lo que es río abre en el canto
que cuenta del retrato una vieja historia.

Retrato do poeta quando jovem, "Os poemas possíveis", 1981
http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Saramago





Alda Merini

Alda Merini (Milán, 21 de marzo de 1931 - Milán, 1 de noviembre de 2009)

La cosa più superba è la notte





La cosa più superba è la notte
quando cadono gli ultimi spaventi
e l’anima si getta all’avventura.
lui tace nel tuo grembo
come riassorbito dal sangue                                  
che finalmente si colora di dio
e tu preghi che taccia per sempre
per non sentirlo come rigoglio fisso
fin dentro le pareti.






COMO EL TORO HE NACIDO PARA EL LUTO
Miguel hernández (Orihuela, 30 de octubre de 1910 – Alicante, 28 de marzo de 1942)




Como el toro he nacido para el luto
y el dolor, como el toro estoy marcado
por un hierro infernal en el costado
y por varón en la ingle con un fruto.
Como el toro lo encuentra diminuto
todo mi corazón desmesurado,
y del rostro del beso enamorado,
como el toro a tu amor se lo disputo.

Como el toro me crezco en el castigo,
la lengua en corazón tengo bañada
y llevo al cuello un vendaval sonoro.

Como el toro te sigo y te persigo,
y dejas mi deseo en una espada
como el toro burlado, como el toro.

Miguel Hernández    

                                 Publicado: 3-VI-2010





La saeta



Antonio Machado

(Sevilla, 26 de julio de 1875 - Collioure, Francia, 22 de febrero de 1939)




Dijo una voz popular:
¿Quién me presta una escalera
para subir al madero
para quitarle los clavos
a Jesús el Nazareno?

 
¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos
siempre con sangre en las manos
siempre por desenclavar!

Cantar del pueblo andaluz
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz.

Cantar de la tierra mía
que echa flores
al Jesús de la agonía
y es la fe de mis mayores.

¡Oh, no eres tú mi cantar
no puedo cantar, ni quiero  
a este Jesús del madero
sino al que anduvo en la mar!    
    
                                                
Esta entrada la publiqué en el blog el 18-III-2008 
http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Machado




A la memoria de dos poetas uno que se nos fue en Francia, otro en Madrid: Ángel GONZÁLEZ (Oviedo, 6 de septiembre de 1925 – Madrid, 12 de enero de 2008).

A Machado por Ángel González

CAMPOSANTO EN COLLIOURE





Aquí paz,

y después gloria.

Aquí,
a orillas de Francia,
en donde Cataluña no muere todavía
y prolonga en carteles de «Toros à Ceret»
y de «Flamenco's Show»
esa curiosa España de las ganaderías
de reses bravas y de juergas sórdidas,
reposa un español bajo una losa:
paz
y después gloria.

Dramático destino,
triste suerte morir aquí
—paz
y después...—
perdido,
abandonado
y liberado a un tiempo
(ya sin tiempo)
de una patria sombría e inclemente.
Sí; después gloria.

Al final del verano,
por las proximidades
pasan trenes nocturnos, subrepticios,
rebosantes de humana mercancía:
manos de obra barata, ejército
vencido por el hambre
—paz...—,
otra vez desbandada de españoles
cruzando la frontera, derrotados
—...sin gloria.

Se paga con la muerte
o con la vida,
pero se paga siempre una derrota.
¿Qué precio es el peor?
Me lo pregunto
y no sé qué pensar
ante esta tumba,
ante esta paz
—«Casino
de Canet: spanish gipsy dancers»,
rumor de trenes, hojas...
—, ante la gloria ésta
—...de reseco laurel—
que yace aquí, abatida
bajo el ciprés erguido,
igual que una bandera al pie de un mástil.

Quisiera,
a veces,
que borrase el tiempo
los nombres y los hechos de esta historia
como borrará un día mis palabras
que la repiten siempre tercas, roncas.

Ángel González   
                                                                 
Esta entrada la publiqué en el blog en Marzo 2008
Publicar un comentario