domingo, 14 de febrero de 2021

San Valentín siempre regresa

Mal de amores
Óleo de Julio Romero de Torres (1874-1930)
Amor callado, amor secreto (Quinteto)
Juana Castillo Escobar ®
Amor callado, secreto.
Amor sincero, amor puro. 
Amor que, de tan discreto, 
se sumerge en el oscuro 
piélago de lo inconcreto. 

Amor callado, sincero. 
Amor tan puro: divino. 
Amor celoso, ligero.
Amor secreto, de niño. 
Amor, mi niña, te quiero. 

Amor que rompe el corazón.
Amor, que tan bien guardado,
se nos anubla la razón 
por ser, amor, ansiado 
de nuestro árbol primer botón.

Amor callado, sincero.
Amor tan puro: divino.
Amor celoso, ligero.
Amor secreto, de niño.
Amor, mi niña, te quiero.


Lectura del poema en Ivoox, enlace:
2021-02-14 – Amor callado, amor secreto:




___________________________________________
Este poema forma parte del cuaderno semi-inédito y al que da título: "Amor callado, amor secreto". Varios autores.
Está registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual de Madrid con el núm. Expediente: 12/RTPI-009387/2005 - Núm. Solicitud: M-008993/2005 - Ref. Documento: 12/062132.4/05 - Fecha: 1 de Diciembre de 2005 - Hora: 11,59 - Y publicado en el Libro de Poetas 2007




También lo publiqué en mi 1er. libro de poemas titulado "Perlas de Luna", editado en Madrid en febrero de 2012.
Pág. 21



miércoles, 30 de diciembre de 2020

¡¡Feliz Año Nuevo 2021!!

 ¿Os atrevéis a llevarme a vuestras casas?

Si es así, aquí espero vuestras peticiones:

castilloescobar.juana7@gmail.com

Responderé en breve.

Hay que tomarse el nuevo año con salud y poesía. 


viernes, 27 de noviembre de 2020

Otro poema, otro concurso... otro diploma

 


CONCURSO INTERNACIONAL DE POESÍA

"NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO"


GAFAS DE SOL ®


 Llora. Caen las lágrimas por las mejillas,

por detrás de las grandes gafas de sol.

Llora y, el llanto no borra todo aquel dolor

que cubren aquellas gafas oscuras,

gafas de sol que velan ignominia y aflicción…

Tras los cristales esconde:

la mejilla magullada,

un ojo que cambió de color, nariz amoratada…

Y llora. Y no comprende

ni cómo, ni cuándo su amor cambió.

Su amor de antaño, su verdugo de hoy.

Ella llora y lo encubre, y miente

cuando alguien pregunta:

- ¿Qué te pasó?

Su respuesta, siempre la misma:

- ¡Soy tan torpe! Abrí una puerta

y, con el viento, contra el ojo acabó…

O, me tropecé y por la escalera caí.

O, la alergia. O, un bicho me picó.

Nunca se sincera.

Jamás cuenta la verdad.

Llora. Llora y espera

que su amor recapacite,

que su amor “vuelva” y la quiera

como lo hizo la vez primera.

En su fuero interno sabe

que eso jamás sucederá,

se hace la fuerte mientras

Llora. Espera. Teme

a aquel que, a pesar de todo,

tanto ama y amó:

hoy por hoy su verdugo maltratador.

 

 

Autora: Juana Castillo Escobar

País: Madrid – España


miércoles, 4 de noviembre de 2020

LA VOZ DE LOS ÁRBOLES - VOICE OF TREES - LA VOCE DEGLI ALBERI -

 



giovannaiorio96@gmail.com

https://thevoiceoftrees.weebly.com/

 

Comunicado de prensa: “La voz de los árboles”.

 

“La Voz de los Árboles” es una instalación sonora internacional concebida y creada por Giovanna Iorio, artista italiana afincada en Londres.

La artista siembra en el aire la voz de poetas pasados ​​y contemporáneos, creando un nuevo paisaje sonoro donde la memoria y la literatura se fusionan con la Naturaleza.

Las voces de los poetas, esparcidas por el paisaje con un sistema de geolocalización, aparecen a lo largo de una ruta marcada en un mapa, y se activan gracias a un QRCode al caminar entre árboles. De esta forma, un simple paseo por un parque urbano o por el bosque se transforma en una emocionante e íntima experiencia.

Los poemas se iluminan en las espléndidas avenidas arboladas de Madrid donde se pueden escuchar las voces de algunos de los poetas más importantes de lengua española del siglo XX de la Poetry Sound Library: Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Eduardo Galeano, Frida Kahlo.

Las instalaciones son permanentes y crecen, como un árbol, con la incorporación de nuevos elementos de poetas españoles locales que se suman a las voces de los poetas contemporáneos.

Las instalaciones en Madrid están activas desde el 10 de agosto y ubicadas en los Parques de El Retiro y en la Quinta de la Fuente del Berro.

La Madrina del Proyecto en España es la escritora Elisabetta Bagli que junto con algunos poetas está presente con su poema en las instalaciones. Los poetas presentes y distribuidos en las dos instalaciones son: Antonino Nieto Rodríguez, Antonio Barnes, Antonio Daganzo, Antonio Ruiz Pascual, Antonio Portillo Casado, Asunción Caballero – Mascab, Brunilde Román Ibáñez, Carmen Salvat Del Corral, Izara Batres, Juan Antonio Pellicer, Juan José Moragrega, Juana Castillo Escobar, Laura Olalla Olwid, Leonor Merino García, Luis Labad Martínez, Marga Clark, María Ángeles Jordán Fernández, Matteo Barbato, Nataly Jorge, Nikodim Divna Nikolic, Paco Dacal, Rafael Luna, Yoli López, Zhivka Baltadzhieva, Giovanna Iorio, Elisabetta Bagli. 

Debido al COVID 19 no se ha podido hacer una presentación presencial del Proyecto con un paseo en los dos Parques.

“La voz de los árboles” también está presente en Reino Unido (Hyde Park, Epping Forest), en Irlanda, en Francia (Niza, Sète, París, Marsella), en Italia (Parque Caffarella en Roma, Bolonia, Ravenna, Jardín Municipal de Tolfa, Poesía en el aire a Narni etc.), en Nueva York (Central Park), en Nueva Zelanda y Groenlandia.

Para participar en el proyecto o solicitar la instalación en tu ciudad en España junto a árboles monumentales o Parques contactar con giovannaiorio96@gmail.com o con elibagli7@gmail.com



Para escuchar la “Voz de los árboles” en Madrid

descargue la aplicación Echoes y vaya en el lugar del mapa

 Imprimir y compartir:

https://explore.echoes.xyz/collections/SEv5IQJZSSrxQIly

  

LA VOCE DEGLI ALBERI


Madrid, Spain

 Nota.- Participo en este hermoso proyecto con la lectura de un poema infantil titulado "La locomotora Teodora"

Me podréis encontrar (los que vivís en Madrid) en El Retiro.

Para el resto de los amigos (a los que vivís lejos; algunos, incluso, al otro lado del mar y más allá)  comparto el enlace con la lectura de mi poema:

https://go.ivoox.com/rf/59341203


viernes, 2 de octubre de 2020

Tal vez formemos parte de un nuevo libro ¿?

 


ENTRETEJIENDO ESPERANZA

 Entretejo palabras de esperanza,

quiero sentirlas,

necesito sentirlas

en estos meses, días, horas

que pasaron, que pasan,

que son tan duros.

 

Necesito la fortaleza

de aquéllas grandes mujeres

que se enfrentaron, corajudas,

a hecatombes, guerras,

pestes, innombrables dolores

mas permanecieron, como el acero, fuertes.

 

Esperanzadas mujeres de antaño,

busco en vosotras el ejemplo,

el pilar que ha de sostenerme erguida

a pesar de los dolores,

a pesar de las heridas.

¡Siempre adelante con la vista al frente,

encarando al futuro,

una batalla que hay que ganar!

 

Carne de madre que llora

al no poder abrazar, besar,

sentir el latir de sus hijos como hiciera otrora…

¡Eso, ha de acabar!

 

Triunfará la esperanza.

Se curará la Humanidad.

¡Seamos mejores:

busquemos el amor y la paz!

Entretejamos, entre todos,

una extensa y tupida red

de buenas intenciones, de respeto,

de ayuda al prójimo

como mejor sepamos o lo podamos hacer.

 

 

Juana Castillo Escobar

Jueves, 20-VIII-2020 – 14,13 p.m.


JUANA CASTILLO ESCOBAR – Nacida en Madrid / España es: Escritora, poeta, pintora autodidacta y directora de la revista literario-artística “Pluma y Tintero”. Publica en papel, en solitario, los libros: - Perlas de Luna, poemas, 2012 - En femenino plural (historias de mujeres…, para todos los públicos), relatos, 2014 - Zarzuela literaria, artículos, ensayos, poemas y relatos, edición bilingüe en español y rumano, 2015 - La mar salvadora, relato largo, edición bilingüe: español y rumano, 2015 - Mágico carnaval y otros relatos, relatos, 2016 – Palabras de tinta y alma, poemas, 2020. Participa en más de una treintena de antologías junto con otros autores (seis de ellas publicadas en México), así como en varias revistas digitales y en la rumana Horizon Literar Contemporan (formato papel). Prologó media docena de libros y reseñó las obras de autores antiguos y actuales. Ha recibido en torno a una veintena de premios literarios así como diplomas a su labor literaria y comunicadora de Paz. El penúltimo premio fue entregado en noviembre de 2019 por el Foro Femenino Latinoamericano:

DISTINCIÓN “MUJER DESTACADA EN LA CULTURA” 2019 y MENCIÓN ESPECIAL - Convocatoria y Organización: Foro Femenino Latinoamericano. “Estimada Juana Castillo Escobar: Desde el Foro Femenino Latinoamericano nos complace informarle que ha sido merecidamente galardonada con la DISTINCIÓN “MUJER DESTACADA EN LA CULTURA” 2019 y con MENCIÓN ESPECIAL, por su magnífica labor realizada con sus preciados valores culturales en las letras y las artes, así como la excepcional tarea que desarrolla en la difusión cultural a través de la prestigiosa Revista Literaria y Artística “Pluma y Tintero”. Así mismo es un honor comunicarle que es considerada la Primera Distinguida entre las 4.977 postulaciones con 18 países participantes, 120 seleccionadas y 80 distinguidas con mención especial…”

El último lo recibió el pasado 2020-08-19: Mención de Honor al poema “Emigrante II”.

 

La biografía completa y actualizada se puede leer en el siguiente enlace:

https://anauj-perlasdeluna.blogspot.com/p/bio-bilbiografia-actualizada-30-viii.html


Nota.- Si el libro (en algún momento) viera la luz, compartiré la noticia, foto de portada y otros datos. 

lunes, 24 de agosto de 2020

Un poema, un concurso... un diploma

 

El pasado 13 de agosto envié a la "Unión Mundial de Poetas por la Paz y la Libertad (UMPPL) y "L' Isola Felice" Associazione Culturale" un poema para participar en el "Concurso Internacional de Poesía y Micro Cuento "L'Isola Felice". Mandé el poema titulado "Emigrante II" y que comparto con todos vosotros a continuación:

EMIGRANTE II

 

A mi padre, emigrante en la tierra que le vio nacer.

Emigrante en la tierra de sus ancestros.

 

Nací en una tierra que no era la mía,

que no era la nuestra, mas nos acogió

con los brazos abiertos y la sonrisa presta.

En Argentina viví mi infancia,

años que dejan aromas, palabras, esencias,

huellas que no se olvidan cuando, obligado, te alejas.

Tierra a la que llamas tuya, porque naciste en ella…

Regreso a la que debió de ser mi patria

por nacimiento, familia y cuna,

patria de la que salieron mis padres

en busca de una vida, que consideraron productiva,

porque, en la vieja España, la tierra no daba fruto, yerma estaba.

Un día regresamos: papá deseó morir, en el solar recordado,

cerca de los que fueron suyos, a los que jamás olvidaron…

Mas yo, niño aún, tuve que empezar de cero:

acostumbrarme a otra voz, amigos, colegio.

Y, al morir mi padre, por ser el mayor de los hijos, ocupar su puesto:

con diez años me convertí en padre de mis hermanos,

el apoyo en el que se sustentaba mi madre,

buscar el alimento…

La vida en la nueva patria fue dura:

perder al padre, aprender un oficio, pasar una guerra,

hacerme hombre y sentirme, siempre, siempre, como un emigrante,

un extranjero que hace patria sin sentirse amado por ella.

Madrid, 10-08-2020 – 14,24 p.m.

 

viernes, 7 de agosto de 2020

50 lunes poético, tertulia "Enrique de la Llana" - Portada libro, fotos y poema

¿Malos tiempos para la lírica? - Portada



¿Malos tiempos para la lírica? - Contra portada

El poema con el que participo: "PRIMAVERA 2020"



El pasado 29 de junio fuimos convocados por Félix Martín Franco, en el parque de "El Retiro" (Madrid), para celebrar el 50 Lunes Poético - Tertulia "Enrique de la Llana". En esta ocasión se hizo en un lugar abierto, al aire libre, a causa de la pandemia del Covid-19.
Creo que no hubo lecturas de poemas, sí música en directo... Digo "creo" porque, por motivos de fuerza mayor, no pude asistir a pesar de mi deseo de pasar un rato agradable con mis amigos literarios. Mi marido estuvo en representación mía... un breve instante (no permaneció hasta el final); llegó el primero, hizo unas fotos al lugar de reunión y, cuando llegó Félix, charlaron un rato, compró los libros publicados y, cuando ya hubo más personal se despidió, no quería dejar que estuviera por más tiempo sola en casa.
En fin, espero reincorporarme a la vida literaria este otoño, si las circunstancias y el virus no nos lo impide.
Añado a continuación unas fotos del lugar exacto en el que se llevó a cabo el encuentro y, al final, el poema completo con el que participo en este libro.    



Fuente de las Ninfas o de las Náyades


PRIMAVERA 2020

 JUANA CASTILLO ESCOBAR ©

 

Llegaste, primavera, como cada año revestida de colores,

acompañada por los trinos de pájaros cantores:

es la forma en la que te dan su bienvenida.

 

Llegaste, primavera, mas este año, además de tus colores

contigo llegó un virus mortífero que apagó la alegría del humano

y le trajo, al orbe entero, gran dolor y sinsabores.

 

Primavera 2020

llegaste, como siempre, casi sin anunciarte,

con colores, sí; con pájaros cantores, sí;

pero con tristeza, desolación, muerte…

dejaste huellas perennes en el corazón de la gente.

 

No llegaste envuelta en bombas, primavera 2020,

no hubo explosiones, ni enfrentamientos,

trajiste un virus silencioso

-natural o inventado-

que está diezmando a la gente sin hacerla sangrar,

sin destrucción de ciudades, mas sí con genocidio

-natural o inventado-

que acabará con el más débil, con el que para poco sirve ya.

 

Primavera 2020

llegaste para limpiar de la faz de la Tierra

todo aquello que a la Tierra le hace mal,

que a la Tierra le provoca dolor y muerte:

guerras, quema de bosques, contaminación de los mares, del aire…

 

Primavera 2020

trajiste un virus silencioso

-natural o inventado-

que acabará con el humano

que a la Tierra, nuestra casa, no quiere o sabe respetar.

 

Martes, 31-03-2020 – 12,25 p.m.

Juana Castillo Escobar


domingo, 10 de mayo de 2020

Proyecto Internacional FRAGMENTOS de ÍTACA de ARTE y POESÍA



 Antonio Ruiz Pascual (presidente del grupo literario artístico Arte Total), me envió la convocatoria y la imagen; con ambas me invitó a formar parte del Proyecto Internacional FRAGMENTOS de ÍTACA (mi cometido era preparar un poema inspirado en ella); Gorgonio Sanjuán, que es quien lo dirige y a Emilio Romero Rodriguez autor de tan bella y sugerente obra...
Más adelante añado mi poema, tal cual lo escribí y, después, ya insertado en la imagen.
Para terminar añado el enlace a Issuu donde aparecen todas las obras en formato libro, págs. 32-33:


Un farol bajo las aguas

 Juana Castillo Escobar ©

 

 

Un farol titila bajo las aguas del mar.

Una mano, ¿de madre?, lo sostiene con decisión, con fuerza,

 

con el afán de hallar lo que busca en su fondo umbrío:

unos niños dormidos en lo más recóndito de ese tranquilo mar.

 

¿La madre? los busca. A casa, de vuelta, los quiere llevar.

El farol, iluminará el camino, el resto lo hará su voluntad.

 

 

Juana Castillo Escobar ©

Madrid, 28 de abril de 2020

 Poema para Fragmentos de Arte y Poesía

Obra: “El mar de los sueños” de Emilio Romero Rodríguez




viernes, 8 de mayo de 2020

DIARIO DEL AISLAMIENTO

Coronavirus Covid-19



Lunes, 27 de abril de 2020

 51 días encerrada en casa

 

 

Acabo de contarlos, llevo 51 días encerrada en casa donde me enclaustré, de manera voluntaria, el pasado 8 de marzo y de donde no he salido en absoluto (salvo estos dos o tres últimos días a la terraza y porque hace bueno que, si no, ni eso).

Después de esta breve introducción a mi “estancia guarecida del mal en mis estancias”, lo que quería es hacer una reflexión, o compartir, o no sé bien qué, de algo que no me parece bien…

 

El pasado día 14 en que escribí mi última anotación en este diario, como siempre, por la mañana =ahora mismo son las doce y tres minutos del medio día=, no pude añadir lo que sucedió ya anochecido, algo a lo que no le hubiera dado importancia alguna si ayer tarde, durante los aplausos que homenajean a los colectivos que nos cuidan, a los enfermos…, no hubiera escuchado lo que escuché.

 

Empiezo por lo más antiguo.

El 14 de abril, a las ocho de la tarde, la gran mayoría de los vecinos de los edificios colindantes salimos a terrazas y ventanas a aplaudir; como música de fondo sonaba desde alguna de ellas el “Resistiré” del Dúo Dinámico que tan viral se ha hecho. Desde esa misma terraza (o ventana), una vez terminada la canción, sonó como hace ya un par de semanas el himno nacional… Cesaron l0s aplausos y, como se dice, “cada mochuelo regresó a su olivo”. Ya había oscurecido, creo recordar que íbamos a sentarnos a cenar cuando se escuchó ruido de cacerolada, fuerte y cerca, tan cerca como que sonaba debajo de nuestra terraza. No sólo fue cacerolada la que rompió el silencio de la noche, ésta llegó acompañada de una serie de gritos desaforados, gritos de un hombre que quería ser oído en el entorno y, a poder ser, en el más allá. No paró de gritar: “¡¡¡Viva la república!!!” hasta que se debió de quedar afónico.

Pienso que cada uno tiene sus ideales, sus gustos, sus apetencias, no soy nadie para cambiárselos ni para inmiscuirme en su pensamiento pero debo confesar que me asustó, me asustó no la frase en sí, lo que me asustó fue el odio que percibí en esas tres palabras, en el hecho de haber esperado a la llegada de la noche para gritarlo de manera furtiva… lo imaginé como un lobo apostado en la oscuridad a punto de saltar sobre su presa pero, creo que, hasta el lobo es más valiente y va de cara.

 

Después del 14 de abril permaneció en silencio.

El vecino que pone la música en el momento de los aplausos siguió compartiéndola; es más, a las 12 de la mañana también comparte una canción, creo que es un himno militar, que dedica a la memoria de los fallecidos.

Todo normal hasta el sábado 25.

Estábamos mi marido y yo en casa charlando con nuestra hija y mi hermana y su familia a través de una vídeo conferencia cuando, a las 7 en punto de la tarde, sonó de nuevo la cacerolada. El ruido era tan grande que tanto mi hija como mi hermana lo escucharon a través de sus ordenadores, de inmediato preguntaron: “¿Ya son las ocho? ¿Es la hora de las palmas? ¡Qué rápido se nos ha ido hoy el tiempo!” Respondimos que eran las 7 y aún quedaba tiempo de charla y para los aplausos, les contamos que se trataba del vecino con su “particular aporte”. Luego, después de la interrupción, continuamos nuestro encuentro virtual hasta unos minutos antes de ofrecer nuestro homenaje diario en forma de aplauso.

 

Ayer, día 26, domingo es cuando la cosa se calentó y se salió de madre.

Comenzaron los aplausos, íbamos a salir a la terraza mi marido y yo cuando escuchamos los gritos desaforados, insultantes y maleducados del vecino. Luis se quedó pegado al picaporte y con la puerta entreabierta pensando si salir o no cuando escuchamos perfectamente (perdón por las palabrotas, no son mías): “Hijos de puta, cabrones, fascistas de mierda”…

La verdad, mi marido y yo nos miramos intimidados. Él dijo: “Esto está tomando un feo cariz, cada vez se politiza más”, aun así abrió la puerta y salimos a la terraza donde terminó la frase a la que yo, entre aplausos, respondí: “Pues a ese que tanto ladra e insulta deberían de tomarle los datos y, cuando le duela, aunque sólo sea la uña de un pie, que no le reconozca ningún médico o que, cuando vaya al mercado, no le atiendan ni le vendan nada, porque esto que hacemos no es política, es un homenaje, un apoyo a todos los que se están jugando la vida, partiendo el pecho por salvar vidas sean médicos, enfermeros, cuidadores, limpiadores, policía, bomberos, ejército, pequeño comercio, transportistas… Vamos, y si este espécimen se muere, que lo dejen en casa sin enterrar porque no se merece nada –y, con voz más alta, para que me oyera la mujer quien, por primera vez estaba aplaudiendo y a la que vi cómo me miraba terminé mi parrafada con un-: porque esto NO ES POLÍTICA, es APOYO, RECUERDO, AGRADECIMIENTO y HOMENAJE”.

 

¡No entiendo a las personas! Resulta que ganamos un mundial de fútbol, o algún evento importante que tiene que ver con este deporte y el país entero, entero, sale a la calle revestido por la bandera española, tarareando el himno nacional al grito de “¡Yo soy español, español, español! ¡Yo soy español, español, español!”, así hasta la extenuación de los que lo cantan y el aburrimiento de quienes escuchan y, ahora, que deberíamos ir hombro con hombro, apoyando con unos simples aplausos, sacamos lo peor de cada casa, lo politizamos todo...

Claro que los partidos políticos tampoco ayudan demasiado porque sus líderes (mejor decir seudo líderes porque, discúlpenme, miro a mi alrededor y no hay en el mundo entero alguien que valga la pena; perdón, sí, los portugueses están dando una lección de cordura y de apoyo mutuo para remar todos a una contra esta pandemia que nos asola… regreso a nuestro país desde donde me quedé): los partidos políticos tampoco ayudan demasiado porque sus líderes –seudo líderes- son los que debieran dar ejemplo de unidad con el gobierno, apoyarlo y compartir ideas para ver si, entre todos, se pueden arreglar las cosas pero no, aquí se dedican a sacar a relucir el cainismo del que en este país sí que somos líderes.

Por cainitas nos hemos enfrentado siempre y, por eso mismo, seguimos enfrentados. ¡No aprendemos ni ante un momento como el que atravesamos! Cada uno va a lo suyo sin importar a quien moleste o haga daño y, en tratándose de políticos, con el pensamiento en sacar réditos en las urnas en un futuro no lejano pero me da a mí que todos, todos, van a salir muy escaldados.

Ya termino… Diré lo que Mafalda, la de Quino, no sé si la frase me saldrá de manera literal o será lo más aproximada que recuerdo:

 

“¡Cuidado, irresponsables trabajando”

  

 

27-04-2020 – 13,15 p.m.

 


martes, 7 de abril de 2020

Primavera a pesar de todo






















ORQUÍDEAS Y PRIMAVERA

JUANA CASTILLO ESCOBAR ®


La primavera llegó, como cada año a mi pupitre,

adelantada.

En febrero ya lucían las orquídeas,

sus mejores galas.

Desde el otro lado de la ventana miraban al sol

las blancas, rosas y las jaspeadas…

Ven, como yo, pasar los días en el cuarto, encerradas

pero, lo que ellas no saben,

es cómo y cuánto me acompañan:

son un canto mudo a la naturaleza, a la vida, a la esperanza,

una esperanza que florece en casa,

a mi lado, junto a la ventana y, como yo, enclaustradas.


Miércoles, 1 de abril de 2020