lunes, 18 de marzo de 2019

¡Grito por Mi! - 9º Festival Internacional de Poesía y Arte GRITO DE MUJER







Espero, después de tres meses y de haberme comprometido, que no haya ningún contratiempo ni familiar ni físico que me impidan participar. 
Si lo consigo, en una entrada posterior, daré cuenta de las lecturas y compartiré fotos y noticias del evento.  

viernes, 8 de marzo de 2019

Un relato por el "Día de la mujer trabajadora"

La silla - Vincent van Gogh
¡ESTA SILLA ES MÍA!

(UN DíA NORMAL EN LA VIDA DE UNA MUJER)


Avanza por la calle dando tumbos. Ha salido temprano de casa. La mañana la tiene completa y debe aprovecharla al máximo. Últimamente se ha vuelto muy despistada por lo que, para que no la tachen de negligente, lleva una larga lista dentro del bolso; en ella ha anotado los quehaceres de la jornada: visita al banco, al ginecólogo, recoger del tinte dos trajes, comprar folios y papel de dibujo, del mercado subir...
Lo primero es ir al banco. Allí abonará unas cuentas pendientes y, de paso, sacará algo de efectivo. Es principio de mes y la oficina está abarrotada. Largas filas de clientes aguardan ante las ventanillas de la sucursal. Nerviosa mira el reloj de pared. Están a punto de dar las nueve quince. La gente parece no querer despegarse del mostrador. Si la cosa continúa así, al final, no podrá llevar a cabo todo lo que se había propuesto.
A las diez está en la calle. Respira con relativo alivio, aún le quedan muchas otras cosas por hacer.
Ahora debe trasladarse hasta el centro. Una vez allí, pasará por el bufete en el que trabaja el mayor de sus hijos. Otro despistado. Más aún que ella. Ha olvidado en casa un portafolios "con una serie de documentos que le son muy necesarios" y, claro, ha telefoneado para que se los lleve "a la mayor brevedad posible". Esto es algo que no estaba previsto y le va a hacer desviarse de su ruta. Lo mejor es ir en metro.
"Si hubiera salido antes de casa, no habría podido coger su llamada y, así, no estaría ahora de recadera". Se recrimina y autocompadece. "Soy demasiado blanda".
Por esto se ve así: pateando la ciudad de un extremo al otro. Una vez entregados los papeles a la secretaria (él no podía salir a recogerlos pues estaba reunido), ha retomado su marcha.
De nuevo mira el reloj. Siempre odió el tener que estar atada a ese aparatito. "¡Cuándo me jubile lo tiro!", dijo en más de una ocasión. ¡Qué tontería! Hace un año escaso le concedieron la excedencia y, desde entonces, está más y más atareada. Soñaba con poder dedicarse un poquito a sí misma pero, se quedó en éso: en un sueño... No da tiempo ni a pensar.
Otra vez en el suburbano donde recorre pasillos, sube y baja escaleras, hace transbordos... ¡De nuevo en la calle! No le gusta nada viajar en metro, pero reconoce que, a veces, es lo más rápido.
Se fija en la esfera: las once y cuarto. Calcula mentalmente. Aún le queda un instante, antes de entrar en la consulta, para poder degustar un aromático café, calentito, que le haga revivir un poco. Ante la taza de porcelana amarillenta cavila: "Si tan sólo sueño con tener un momento de descanso, un instante en el que poder aislarme como en estos segundos. O, aunque esté rodeada por la familia, necesito pasar desapercibida." ¿Que la olviden un poquitín, es pedir demasiado? Que no dependan tanto de ella.
Un periódico abandonado sobre la barra atrae su mirada, en tinta roja está resuelta una frase, atribuida a Escipión, que propone el damero: "Jamás me encuentro tan ocupado como cuando no tengo nada que hacer". Esboza una sonrisa a la par que asiente con la cabeza. Ahora ella no trabaja, no lo hace fuera de casa, por lo tanto para muchos "no tiene nada que hacer". Éso mismo creía ella cuando estaba en activo... Da el último sorbo del humeante café. El reloj le dice que debe ponerse de nuevo en marcha.
Ahora toca visita al ginecólogo. No hay otra cosa que más odie, pero es necesaria. Ahí pierde el resto de la mañana rodeada de embarazadas que piden salir al water a gritos, y de mujeres de mediana edad, como ella, que aguardan el examen anual que, por raro que parezca, aunque dé negativo en todo no se quedan muy conformes con el resultado.
Incómoda, está de nuevo en la calle. Ahora hay que regresar el barrio, una vez en él queda la visita al mercado, a casa corriendo, preparar la comida... ¡Siempre corriendo! Los pies le echan chispas, la cabeza le da vueltas, pero está prohibido pararse.
Ahora, éso sí, regresará en taxi, ya está bien de tanto y tanto caminar. Por unos momentos se relaja, pero le dura poco el descanso. El taxista ha metido una velocidad al coche que ha llegado a su destino en un santiamén. La tintorería ha cerrado y la papelería le queda alejada. ¡Ya tiene algo que hacer mañana, amén de lo nuevo que pueda ir saliendo a lo largo de la tarde! Una vez en la plaza siente como si aquello fuera la traca final. Otra carrera de obstáculos: pescadería, fruta, panadería, carne... y, para casa.
Llega asfixiada. Los cinco pisos que le separan de la calle se hacen cada vez más penosos de subir, máxime cuando, en lugar de una mujer, más parece un árbol de Navidad adornado con pesadas bolsas de colores. Mete la llave en la cerradura. Un pensamiento se le repite machaconamente, como en una letanía: "En cuanto traspase la puerta tiro las bolsas en la cocina, me quito los zapatos por el pasillo y me dejaré caer en mi mecedora, junto al balcón. ¡Ah, mi mecedora, cómo te echo de menos!"
Entra. Suelta los paquetes en el suelo como si quemasen, atraviesa el pasillo con rapidez, los zapatos en la mano, con la que le queda libre se desabotona la chaqueta. Hace todo lo posible por quedarse cómoda... Cuando está frente a la puerta de su dormitorio se le escapa un grito, ronco, que más que de la garganta parece llegarle del fondo del alma:
- ¿No tenías que estar en el Instituto? ¡No, por favor, levántate de ahí! ¡Telefonea desde tu cuarto!
Y, casi mordiendo, atruena:
- ¡ESTA SILLA ES MÍA!


Juana Castillo Escobar
Publicado en mi libro"MÁGICO CARNAVAL y otros relatos"





miércoles, 27 de febrero de 2019

XLI Lunes Poético - Homenaje a Juan-José Ayuso


Juan-José Ayuso
Un amigo más, otro compañero de letras y de las tertulias de los lunes nos dejó el pasado fin de semana... Y, este 25 de febrero, durante el XLI "Lunes poético", se le rendirá un merecido homenaje.
No asistiré por motivos personales, pero seguro que leeré alguno de sus poemas en la distancia. 



A Juan José Ayuso



El 25 de febrero se celebró el LXI “Lunes Poético” coordinado por Félix Martín FrancoUn lunes que me perdí, no sólo como participante, sino también como público, un público que goza con los trabajos del resto de poetas, compañeros y amigos.
Otro lunes que estuvo, al igual que el de enero, empañado por la sombra de la muerte. Un lunes más dedicado a la memoria de un poeta que nos dejó el pasado día 16: Juan José Ayuso. Un nuevo adiós, otra despedida, otro golpe a este grupo de locos poetas (que no de poetas locos).
Lo sentí mucho, era un hombre joven, agradable, me gustaba escuchar sus poemas y, sobre todo, me admiraba, cuando salía a leer, su maestría cada vez que posaba sus ojos sobre la pantalla del teléfono móvil porque Juanjo (espero que no importe la familiaridad) era un experto en leer sus obras no directamente sobre un libro o un folio, sino sobre esa pantalla pequeña del móvil, sin saltarse un renglón, sin perderse, era –como dice de él Félix M. F.- el “poeta cibernético” del grupo.
Lo conocí poco. Es más, creo que nunca cruzamos una palabra entre nosotros, salvo los "holas / adiós" y las que se nos escapaban de la boca durante nuestras respectivas lecturas. No sé cuáles serían sus pensamientos, ni opiniones, sobre mis escritos, jamás lo sabré…
En cambio, yo aún estoy a tiempo y puedo decir de él lo que pienso, porque sus poemas lo dicen todo: se trataba de un hombre comprometido, hablan de situaciones y sentimientos intensos, humanos… 
Era alguien a quien recuerdo con una sonrisa en los labios, una sonrisa que jamás me hubiera llevado a pensar en este triste y, para mí, repentino e inesperado final. Pero, parece ser, llevaba meses enfermo, en lucha contra un tumor que, al final, lo ha vencido. ¡Maldita enfermedad!
No me quedan palabras salvo decir que fue un placer conocerte, escucharte y formar parte de este grupo poético gracias al cual coincidimos y supe de tu obra y persona.
Descansa en paz, amigo.


Juana Castillo Escobar
Madrid, 27 de febrero de 2019 – 12,23 p.m.

jueves, 14 de febrero de 2019

14 de febrero: día del Amor y de la Amistad 2019

14 de febrero: día del Amor y de la Amistad, ¡San Valentín...! 
En este día quiero compartir con vosotros un poema, el último que me han publicado (en esta ocasión en la revista "Troquel"). Espero que os guste. 
También quiero desearos: ¡¡Muchas felicidades a todos los enamorados, a los amigos y, en especial, a aquéllos que celebran hoy su onomástica: Valentín / Valentina!!

Título del poema: "Amor esquivo"

Ver datos del libro en el enlace: https://anauj-perlasdeluna.blogspot.com/p/libros.html

viernes, 11 de enero de 2019

A José Luis Álvarez Gallego, poeta-amigo





Se apagó su voz

A la memoria de José Luis Álvarez Gallego,
fallecido el 1º de enero de 2019

Se apagó su voz,
aquella voz potente
con la que decía sus versos.
Poemas escritos en su memoria
y, desde ella, compartidos.

Se apagó su potente voz,
nos dejó huérfanos de su imagen…
Ahora vuela libre por el éter
por donde, a buen seguro,
esparce su sabiduría, sus palabras, su pasión:
los versos dictados del corazón a la razón.


Miércoles, 2-I-2019 – 11,00 a.m. ©


No podré asistir a este homenaje por motivos familiares y personales así es que, el poema que hubiera leído en este encuentro y que compuse sin saber que tendría lugar este homenaje (y que pasó a formar parte del cuaderno inédito de poemas breves, en el apartado de poemas dedicados a...) lo comparto con todos vosotros.
Añadiré que la última vez que tuve el placer de escuchar a José Luis fue el pasado mes de diciembre, durante el XXXIX Lunes Poético - Tertulia ENRIQUE de la LLANA; le noté más apagado que de costumbre, incluso se dormía; no fui yo la única. Creo que fue Valia quien le hizo ver que "no estaba allí", de inmediato abrió los ojos, se puso en pie y le respondió con su voz potente y siempre en verso que no estaba dormido. Un momento grato, un instante que quedará para siempre en el recuerdo, instante que acompaño con las imágenes que han quedado para la posteridad.

José Luis Álvarez Gallego, con chaqueta de camuflaje

José Luis Álvarez Gallego, sentado, con chaqueta de camuflaje


José Luis Álvarez Gallego, sentado, con chaqueta de camuflaje

José Luis Álvarez Gallego, sentado, con chaqueta de camuflaje, en el momento en que es "espabilado"

José Luis Álvarez Gallego, sentado, con chaqueta de camuflaje. Se le ve triste o enfermo
José Luis Álvarez Gallego, sentado, con chaqueta de camuflaje

lunes, 7 de enero de 2019

XXXIX Lunes Poético - Tertulia ENRIQUE de la LLANA - Mis lecturas y varias fotos del evento

El pasado 17 de diciembre, lunes, me reencontré después de seis meses sin acudir a estos encuentros poéticos, con mis amigos y conocidos a los que ya extrañaba en demasía.
Hubo música, risas, ambiente pre navideño... Pero, algo sobrevolaba el ambiente y nos llevó a leer poemas algo tristes, así nos lo hizo ver Félix (el organizador y sabio "conductor" de todos nosotros); fue así que, como aún no había leído lo que pensé, cambié mi intervención por otra que supuse más alegre; la Reflexión y el poema que la acompañan quedarán para otro momento. Ese lunes leí un poema y varios haikus publicados en el libro "Perlas de Luna".

La mar océana


El mar, océano, bate contra negras rocas de lava.
Embravecido,
sabedor de su poderío,
estalla esmeralda para, más tarde,
convertirse en inocua espuma blanca.

Ruge el mar y espanta
todo temor conocido.
Él es el amo.
Señor de lo humano y lo divino.

Verde océano.
Movimiento constante de envite y retroceso.
Penetras en la playa, la lames, la besas
y, cual infiel amante,
oh, verde océano, huyes…
Para regresar con más fuerza

Y la playa, amante fiel,
sus brazos te abre
para cobijarte un instante.

Puerto de la Cruz, Tenerife - 29-VII-2002
"Perlas de Luna" - Pág. 43 - Capítulo: Poemas dedicados a...´


Haikus


0002
Ríen tus ojos,
me aprisionas en ellos.
Canta tu cuerpo.

Lunes, 15-X-07 

0010
Carrascos bajos
la tierra seca besan.
Cielo azul, sol.

Sábado, 20-X-07 
=Camino de Soria, cerca de Medinaceli.=
0011
Cielo azul,
Duero verde y gris
melancolía.

Sábado, 20-X-07 – 18,15 p. m.
Ideado en la ermita de San Saturio. Lo dejé en el libro de visitas.

0027
Se escondió la luz
y llegaron las sombras.
Nació el otoño.
Domingo, 28-IX-08


0052
Mezquita inmensa.
Córdoba, sultana y flor
De la antigüedad.

                                                                            Domingo, 7-III-2010

0060
¿Florecerán hoy
Los cerezos en Japón?
Sí. En la montaña.


Lunes, 21-III-2011
Haikus publicados en el libro "Perlas de Luna" - Págs. 83 y 84 



FOTOS













































Nota.- Las imágenes, algunas, están descolocadas y, todas ellas, aparecen sin texto o "leyenda"... Subí las fotos con prisa (era el día 31 de diciembre, hora de comer, y no se trataba del mejor momento para estar frente al ordenador); luego la pérdida de uno de los amigos de esta tertulia, de repente, el 1º de año; las fiestas, que dejaron de serlo...
En fin, una serie de circunstancias me hicieron desistir de publicarlo de inmediato.