miércoles, 11 de abril de 2012

Artículo enviado para la presentación de la antología de la revista Orizont Literar Contemporan

Buenos días. Mi nombre es Juana Castillo Escobar, soy escritora, resido en Madrid (España), ciudad en la que nací y desde la que me pongo en contacto con ustedes cada viernes a través de las ondas…
Ayer, al abrir el correo, me encontré con este mensaje enviado por mi estimado amigo Daniel Dragomirescu:

Portada
“Te ruego algo, querida Juani. Este sábado, el día 7 de Abril, en Museum Nacional de la Literatura Rumana, vamos a presentar la segunda Antología HLC. Por favor, como una de las más importantes colaboradoras de la revista, escribe y enviare este día un pequeño mensaje de ti y del parte de Radio Diferente, nuestro excelente partner media. Quiero hacer algo maravilloso para ti y tu obra poética y cultural, Juani!!!! Todo lo mejor, Daniel”

No sé si tengo demasiado espacio, o no, para extenderme. Tampoco conozco si este escrito será leído en esa presentación, imagino que sí, ya que no queda tiempo material para ser editado en papel pero, me gustaría hacerles llegar una historia, la historia entre “OLC-HLC y yo”.
 
Hay que reconocer que el mundo no es tan grande como parece. La crónica de mi relación con la revista Orizont Literar Contemporan empezó a través de una antología poética editada en Madrid por un peruano; en ella aparecíamos publicados varios autores y nuestros correspondientes e-mails. Un día, una de las poetisas, mejicana de nacimiento y australiana por residencia, se puso en contacto conmigo: quería que le aleccionase para poder añadir adminículos a su página Web porque le gustó mucho mi blog; ya le dije, que acababa de empezar a moverme por Blogger y era poco lo que podría explicarle, pero que le ayudaría en todo cuanto estuviera en mi mano. La amistad creció; ella, al cabo de un tiempo, se asoció, primero con una amiga, luego con sus hermanas, y crearon una editorial propia. Fui invitada a publicar mis relatos con ellas. Cuando salió la primera de las antologías, otra de las escritoras, María Eugenia Mendoza, se puso en contacto conmigo para alabar mi relato (ella ya tenía el libro, es natural de Méjico y pudo asistir a la presentación), le agradecí sus palabras… Al poco me habló de Daniel Dragomirescu, redactor jefe de Orizont Literar. Ella publicaba en la revista y me instó a enviarle alguno de mis trabajos para que me los editaran… La verdad es que me tomé un tiempo antes de ponerme en contacto con él. No por no mandar nada, sino, precisamente, por falta de tiempo y también, por qué no admitirlo, porque me daba vergüenza.

Contraportada
Un día me decidí. Le envié un correo a Daniel y, a partir de entonces, nació una hermosa amistad.
 Cuando recibí la primera revista, Año III, Nº 5 (19) de los meses Septiembre-Octubre de 2010, nadie sabe la gran alegría que me produjo el tenerla en mis manos. No el hecho en sí de ver de nuevo mi relato -“El nacimiento del dolor”- publicado, sino leerlo en español, rumano e inglés… Eso para mí fue como mi confirmación: “Soy escritora y hay personas que me leen en otros idiomas”.
Llevé aquel primer número a la radio donde colaboro de forma voluntaria y gratuita. Aún no había tenido tiempo de leerlo a fondo, pero necesitaba dar a conocer la revista.
 Más tarde comprendí que HLC tenía un gran interés: que los artículos, ensayos, poemas, relatos..., debían de ser compartidos, leídos y sacados de sus páginas. Que tenía que darles voz y contribuir a su conocimiento por este pequeño gran mundo en el que nos encontramos (lamento no poder dar voz a los compañeros que escriben en inglés, mi pronunciación es demasiado mala, pero en lo que puedo traduzco a otros, como a Oziella Inocencio del portugués para poder hablar de esos que se creen listos frente a los que consideran “idiotas”, artículo inspirado en el “Idiota” de Fiodor Dostoievski. En cuanto el tiempo me lo permita trataré de traducir los textos en italiano de, por ejemplo, Rosetta Savelli y otros, y poder compartir sus obras).
 Para terminar, considero a HLC una revista muy completa en la que cabe todo el mundo. Y ahí radica lo genial que, una vez la revista en mis manos, desde una emisora de radio pequeña, de barrio, porque es así, leemos y llegamos a países tan dispares y lejanos como: México, España, Israel, Japón, Rumanía, Estados Unidos, Francia, Chile, Kenia, Argentina, Bélgica, Rusia, Canadá, Portugal, Italia, Brasil, Inglaterra, Vaticano, Rep. Dominicana, Alemania… Espero no olvidar a nadie.
 Agradezco también a Daniel Dragomirescu y a toda la redacción de la revista, en nombre de Onda Latina (www.ondalatina.com.es), de mi compañero Javier Burgos al que la revista le encanta, y en el mío propio, las cartas de agradecimiento otorgadas a la emisora y a mi persona por este tiempo de colaboración, así como también el detalle tan hermoso que tuvieron conmigo como es el dedicarme la portada del Nº 5 – Sepbre.-Octubre 2011, así como el calendario del año 2012 y las dos press card de las que me siento muy orgullosa.
Espero que esta colaboración dure en el tiempo, al menos, trataré de que así sea mientras me quede, aunque tan solo sea, un hilo de voz.

Madrid, 4 de abril de 2012
 Juana Castillo Escobar
Me publican el artículo: "La vida literaria en Madrid"
en español, rumano e inglés



Carnet de Prensa


Calendario "portada"

Calendario

Publicar un comentario